Diseño de Interiores para espacios de coworking

La manera en la que trabajamos ha cambiado propiciando nuevas lógicas de interacción laboral, las cuales han creado mayores oportunidades de desarrollo personal y social; por ende, es necesario modificar los lugares de trabajo, pues el empleado millenial tiene un espíritu de libertad que no proporciona una oficina convencional.

Los espacios de coworking ofrecen la oportunidad de amplitud de horizonte laboral, con menores niveles de estres y funcionan como un espacio en donde las personas se sienten más confortables para aumentar su creatividad, así como su rendimiento.

En consecuencia, el diseño interior del coworking proyecta un significado de realización personal para quienes lo utilizan y favorece la productividad a través de una estética placentera a todos los sentidos, donde se puede experimentar cada sensación y experiencia de forma gratificante, pues el espacio no sólo funciona para movernos con plenitud y confort, actúa como agente de nuestros sentidos y a través de él percibimos formas, sonidos de armonía y sentimos la calidez del medio ambiente pudiendo disfrutar del sol y encontrar fragancias que se derivan de las flores y amenidades del entorno.

Pero… ¿Cómo puedo lograr que un espacio de trabajo exprese sensaciones?

Para lograr que los coworkers lleven a cabo sus actividades laborales diarias de una manera eficiente en tu coworking y tomando en cuenta su diseño interior, debes considerar: que el diseño apueste a lo interactivo, contar con una excelente iluminación, ventilación, confort térmico y ergonómico; sin perder de vista la interacción humana y con el medio ambiente que te brinda.

Por otro lado, si piensas que debes llevar a otro nivel tu coworking, toma en cuenta algunas tendencias que están cambiando en el mundo laboral.

Los espacios flexibles de trabajo están aplicando estas nuevas ideas: barra de café en vivo, cabinas telefónicas o elementos biofílicos. Los diseñadores comienzan a jugar con materiales innovadores destinados a crear entornos únicos que sean visualmente energizantes y más productivos, se están introduciendo formas eclécticas, muebles que originalmente estaban destinados a resaltar un hogar, artefactos extravagantes y grafitis que crean espacios temáticos.

De esta manera, de la mano del diseño interior, podrás cumplir la intención de un coworking: formar parte de un colectivo y lo harás a través de los distintos sentidos y lógicas, rompiendo y reestructurando por completo las inercias de la monotonía, empleando espacios de trabajo innovadores que permitirán a los coworkers potenciar sus capacidades mientras generan vínculos, no sólo laborales sino sociales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En qué podemos ayudarte?